SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS
Félix Morriña

Introducción:
Desde que vi en la barra programática de Más Latino Tv, donde cada miércoles tengo mi programa de televisión #SilenciosEstereofonicos en redes sociales (Streaming), el comercial del tequila con etiqueta del Kiss Lounge, me prometí buscar a Kiko Riojas, dueño del museo bar, único en su especie en el mundo, dedicado sólo al cuerteto neoyorquino de rock Kiss, para hacer de nuevo una cápsula para mi programa, o bien transmitir una edición especial desde ahí, porque me encantó que hayan escogido el tema que hoy convoca en este espacio, ‘Hard Luck Woman’ (“Mujer desafortunada” o “Mujer de mala suerte”, según la traducción).
¡Es una rola con una historia que vale la pena contar!

I
Crecí oyendo al rockero cuarteto neoyorquino Kiss. Me subía a los muebles de la casa familiar simulando tocar la guitarra o el bajo, creyéndome Paul Stanley o Gene Simmons, líderes de la banda, sin que mis progenitores se molestaran por los sobresaltos sonoros provenientes de los discos de vinil de 45 y 33 RPM de colores rojo, amarillo y negros que sonaban, una y otra vez, en la exquisita consola de mi padre.
¡Era una infancia feliz imitando a ídolos que formarían la cultura musical de este individuo hasta la adolescencia y primera adultez!
A mediados de la década de los años 70, Kiss marcaba la diferencia en el mundo por los extrovertidos maquillajes estilo kabuki, que nos dejaban boca abiertos por la teatralidad con la que se desempeñaban estos seres venidos de otras galaxias, con exagerados disfraces y actuando sobre monumentales escenarios, inalcanzables para los hijos del Tercer Mundo. Tras el paso de los años, uno sólo tiene buenos recuerdos de Kiss, que fueron parte de un proceso formativo, pero uno se da cuenta que no lo fueron todo, pero nos dejaron marcada huella.

II
Tuve la oportunidad como periodista de presenciar la mayoría de los conciertos de Kiss en México, todos espectaculares, llenos de nostalgia pura, con novedades tecnológicas, con o sin maquillaje, con la alineación original y las variaciones. También tuve oportunidad de apreciar toda la parafernalia escénica y todo el poderío mercantil de la “Kiss Army” en el orbe. Excelente negocio de por vida concretaron estos disfrazados cuatro caballeros del Apocalipsis, que en la actualidad siguen vigentes, y no hace mucho, tuvieron una “supuesta gira de despedida del mundo de la música” con éxito rotundo que incluyó México. Tras la pandemia por el COVID-19  y con las nuevas formas de realizar conciertos masivos, seguramente Kiss sacará del baúl de los recuerdos curiosidades sonoras que se podrán apreciar en línea y comercializarlos como sólo ellos saben.
¡Seguro los fans ya tienen una lista de posibles productos!

III
Cuando escuché completo por primera vez el disco tributo a Kiss, nombrado irónicamente “Kiss my Ass” (1994) en las instalaciones y estudios de Polygram México, al sur de la capital del país, en Coyoacán, de inmediato quedé conectado con la versión campirana de ‘Hard Luck Woman’ del músico de country Garth Brooks, quien no estaba contemplado para cantarla, porque él deseaba interpretar ‘Detroit Rock City’, pero al final fue persuadido por los mencionados líderes Stanley y Simmons, y secundados en ese año por el guitarrista Bruce Kulick y el baterista Eric Singer


Por supuesto, ya había escuchado la versión original cantada en 1976 por el entonces baterista Peter Criss y producida por Eddie Kramer para el quinto disco de estudio de Kiss, titulado “Rock and Roll Over”, en la que Ace Frehley tocó, por supuesto, las seis cuerdas. Claro está, el tema no superó nunca el éxito que tuvo Peter Criss con la rola ‘Beth’, pero quedó grabada en la memoria colectiva de los miles de seguidores de Kiss por ser una pieza singular, fuera del tradicional sexoso repertorio del grupo estadounidense y además cantada, no por el líder Paul Stanley, sino por el menos pensado.

“Hard Luck Woman”, Kiss con Garth Brooks:

La historia de ‘Hard Luck Woman’ narra, desde la lírica de Paul Stanley, la vida de una mujer desafortunada que no encuentra el amor del hombre ideado, deseado y que ha sido abandonada por el hombre en turno. Recuerdo haberla tarareado cientos de veces porque me conmovían todas esas bellas mujeres inseguras, sin dirección, ni educación sentimental, presas fáciles de las habilidades masculinas, propias de la época. Muchas de esas mujeres las tuve cerca y ahora les rindo pleitesía, estén vivas o muertas, porque deseo hayan encontrado, no al hombre ideal, ni deseado, sino su propio camino y dueñas de su destino.

Cuenta la historia que ‘Hard Luck Woman’ la escribió Paul Stanley para que la cantara Rod Stewart y que tiene fortísima influencia de la rola ‘Maggie May’, la cual se puede percibir en las guitarras acústicas, pero eso nunca se concretó por diversos motivos. Otro dato: con ese disco tributo, “Kiss my Ass”, tuve la oportunidad de conocer en Polygram México a los hermanos Reyes Zúñiga, gracias a mi querido camarada Mario Rojas Rodríguez, comparsa, cómplice y colega de infinidad de aventuras periodísticas a lo largo de tres décadas. Valga la dedicatoria a tan singular familia rockera mexicana, con quienes viví la melomanía al máximo, como también me ha tocado ver partir a varios camaradas en este lapso. ¡Miren lo que hace una canción!, luego entonces, los invito hacer un ejercicio de memorabilia sonora para sanar viejas heridas bebiendo un tequila sabor a Kiss Lounge, no a “Kiss my Ass”.
No olviden conectarse a los #SilenciosEstereofonicos de su #ServibaryAmigo #DandyperoPunk #ElCinicoMayor, Félix Morriña, todos los miércoles de 17:30 a 18:30 por YouTube/Facebook/Instagram/ Twitter de Más Latino Tv. Recuerde: ¡Nos buscamos, nos vemos, nos escuchamos, nos entendemos!

“Hard Luck Woman”, cantada por el baterista Peter Criss de Kiss:

fmorrina@yahoo.com.mx

Facebook: Félix Morriña
Instagram: @felixmorrina
Twitter: @fmorrina