SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

Félix Morriña

Las luces del Teatro Morelos de Toluca se apagaron en punto de las 21:21 horas del miércoles 25 de abril del año en curso, como si se tratase de un pacto con el tiempo, el espacio y la esencia humana. La cita fue con el cantante de flamenco, tangos, boleros y ahora “Salsa”, el español nacionalizado dominicano en 2014, Diego Jiménez Salazar, mejor conocido como Diego “El Cigala”, quien trajo bajo el brazo su reciente producción “Indestructible” (2016).

No había escuchado por completo el reciente trabajo discográfico de “El Cigala”, lleno de música afrocaribeña, porque deseaba sorprenderme de nuevo con este gitano amigo. Diego ya había logrado someterme a sus encantos con sus anteriores propuestas fusionadas con el flamenco, y esta vez, no fue la excepción. Bajo el formato de piano, percusiones (esencialmente el cajón) y un contrabajo eléctrico, logró persuadir primero, y luego conquistar al público que no llenó el recinto de la capital mexiquense.

Sin importarle que el Teatro Morelos no se llenara, ni que hubiera mucho contacto visual, ni verbal con la fría audiencia, “El Cigala” se ocupó más en llamarle todo el tiempo la atención al ingeniero de sonido, quien definitivamente debe ser sustituido por haber hecho mal su trabajo durante el recital. Para fortuna de los asistentes, fieles conservadores seguidores del altiplano mexiquense, el audio, para quien no lo tiene educado, o mínimo entrenado, estuvo bien, pero conociendo al gitano, debió ser mucho mejor. ¡El maestro tiene sus manías!

Fue un recital íntimo con buena música muy bien seleccionada, en la que el bolero prevaleció. “El Cigala” pasó, junto a sus tres músicos de esta gira que pisó Toluca, del bolero a la salsa, al jazz y al son montuno sin problema. Fueron poco menos de 20 temas los que tocó por espacio de casi dos horas de concierto. ¡Estuvo a la altura de las expectativas!

Diego cantó temas incluidos en sus 10 discos en estudio y dos álbumes en vivo, más colaboraciones con artistas diversos, hizo un repaso general de su obra, entre los que destacan sus temas éxito incluidos en los álbumes “Lágrimas negras” (con Bebo Valdés en el 2003), “Picasso en mis ojos” (2005), “Dos lágrimas” (2008), “Cigala & Tango” (2010), “Romance de luna Tucumana” (2013) y “Vuelve el flamenco” (2014).

Entre las piezas mejor recibidas de la velada del miércoles 25 de abril, fue la canción ‘Periódico de ayer’, compuesta por Catalino Alonso, que hiciera famosa en 1976 el maestro de la música afrocaribeña, vulgarmente llamada “Salsa”, Héctor Lavoe, incluida en el disco “De ti depende”, que en voz de Diego “El Cigala” tuvo frescura, al grado de pensar que fue compuesta recientemente.

https://www.youtube.com/watch?v=WG3MUYgEE0Y

Otra de las piezas nodales de la noche fue ‘Se nos rompió el amor’, cuya letra recomiendo querido lector para todos aquellos que hayan sufrido una desilusión o rompimiento amoroso reciente. “El Cigala” la cantó como encore en el recital, que pudo ser memorable, pero no lo fue debido al frío y fantasmal público. ¡Lástima, porque el concierto valió la pena! No queda más que saborear los sonidos venidos de las Antillas, mover desde el asiento los pies al ritmo de son, rumba, candombe, latin jazz con una voz aguardientosa, sedienta de amor y vida. ¡Hasta la próxima!

https://www.youtube.com/watch?v=9NM3qZiqt2Q

fmorrina@yahoo.com.mx
Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina

Twitter: @fmorrina