SILENCIOS ESTEREOFÓNICOS

  • Sonidos como folk ibérico, blues, rock and roll y música celta mezclados con heavy metal se escucharán en el Teatro Morelos

Félix Morriña

Debo reconocer que pocas veces he visto en vivo al grupo español de heavy metal con folk ibérico, blues, rock and roll, música celta con matices de música clásica y derivados estético sonoros, Mägo de Oz, pero no se puede obviar su valía, sus aportaciones al rock pesado en habla hispana, en la que sus conciertos son espectaculares, debido a que incorporan elementos teatrales y operísticos de muy buen nivel y calidad internacional,

Tras 5 años de ausencia en nuestro país, la banda española Mägo de Oz regresó a México para celebrar 30 años de trayectoria, por lo que ha programado varias presentaciones, una de ellas en el Teatro Morelos de Toluca, donde el próximo 19 de mayo estos veteranos músicos ibéricos harán vibrar a sus cientos de fanáticos, a partir de las 21 horas.

Para muchos, es el grupo más espectacular del heavy metal en español por sus costosas producciones. Hay quienes se atreven a compararlos con la legendaria banda inglesa Iron Maiden, por el nivel de producción, pero me reservo el comentario, toda vez que he visto en cuatro o cinco veces a la banda de Bruce Dickinson en México y nada que ver.

La banda liderada por el único integrante original, el baterista Txus Di Fellatio, y actualmente secundada por el violinista Carlos Prieto “Mohamed”; el seis cuerdas Juan Carlos Marín; la guitarra rítmica de Frank; los coro de Patricia Tapia; la flauta transversa de José Manuel; los teclados de Javi Díez; el bajo de Fernando Mainer y la voz de Javier Domínguez “Zeta”, trae bajo su brazo la producción discográfica “Finisterra Ópera Rock” (2015) y el álbum en directo hecho DVD “Diabulus In Ópera” (2017).

Mägo de Oz llegará al Teatro Morelos, el cual se ha convertido de la noche a la mañana en el principal foro de conciertos del altiplano mexiquense, con la promesa de hacer un recorrido por sus 13 discos en estudio, una buena cantidad de recopilatorios, álbumes en directo y los hechos en DVD para beneplácito de sus fieles seguidores en Toluca, que son muchos y que los han seguido por varios foros de la capital del país y estados aledaños.

Mägo de Oz es capaz de cancelar un concierto masivo si el fondo del teatro o escenario en el que tocarán no tiene las dimensiones exactas para montar su exuberante escenografía, en especial la manta donde luce su nombre en letras gigantescas.

En mi opinión y experiencia, creo que los requerimientos técnicos de un grupo del talante de Mägo de Oz, son literalmente bíblicos, y no debe haber falla alguna, por lo que la disciplina en ellos es plausible. Sobre el trato personal, los hijos del barrio de la Begoña madrileña es voluble, toda vez que depende mucho del clima, de cómo les esté yendo en la gira en términos económicos y si han tenido la cobertura exacta de su “catering” (comidas, bebidas y atenciones especiales).

Con tantos cambios de alineación que llegan a confundir, o alejar a algunos escuchas, como a quien esto escribe, Mägo de Oz se las ha ingeniado para sacar adelante sus proyectos, y el próximo sábado puede ser una buena velada y oportunidad para redescubrir si todavía hay materia gris y materia prima en sus contenidos musicales, líricos y escenográficos.

El pasado 6 de mayo, Mägo de Oz se presentó en la Arena Ciudad de México como parte del festejo de los 30 años, donde dieron una función para 12 mil 500 personas que presenciaron su gran espectáculo “El Gran Circo Ilussia”, dividido en tres actos en los que interpretaron canciones que se han escuchado a lo largo de su larga trayectoria.

Me despido dejándoles: “Molinos de vientos”, uno de los temas nodales en la carrera del grupo. ¡Que la disfruten!

fmorrina@yahoo.com.mx
Facebook: Félix Morriña

Instagram: @felixmorrina 

Twitter: @fmorrina