Rock Army

Daniel Monroy

Otra joya de la camada de músicos de Seattle, Washington fue Chris Cornell, insignia de diferentes bandas que se caracterizaron por ser de las mejores, junto con Pearl Jam o Nirvana, en el género Grunge, durante la década de los 90.

Como guitarrista y cantante, Cornell inicia en 1984 su carrera en el grupo Soundgarden, donde lograron conseguir dos EP’s y seis discos de estudio, los cuales lo posicionaron como uno de los cantantes más influyentes de su década.

Para 1994, lanzan su tercer disco titulado “Superunknown” del cual se desprenden dos de las canciones más sonadas del grupo hasta la actualidad, me refiero a “Spoonman” y “Black Hole Sun”.

Pero la historia de Soundgarden no tendría muchas hojas que contar, ya que en 1997 sus integrantes resuelven separarse de forma definitiva, sin embargo Chris Cornell decide seguir participando en diferentes proyectos con amigos y colegas del rock de ese momento.

De ahí surgen posteriormente varias ideas y la consolidación de una banda nueva: Audioslave (2001), que junto con Cornell está integrada por Tom Morello, Tim Commerford y Brad Wilk, quienes figuraban también como miembros de Rage Against The Machine.

Audioslave liderados por Cornell grabaron tres discos y se posicionaron rápidamente a nivel mundial con sus primeros dos sencillos, “Cochise” y “Like a Stone”, no solo por su calidad musical, sino que también fueron una banda fenómeno en la que cantó uno de los mejores músicos de la historia y tocó uno de los más excelsos guitarristas de los que se tenga memoria hasta ese momento.

Finalmente en 2007, Cornell decide separarse de Audioslave por diferencias que consideró “irreconciliables” y así termina su legado en esa banda.

Aunque sacó varios discos en solitario, en 2010 toma la decisión de reunirse con los integrantes de Soundgarden y dos años después publican un disco de nombre “King animal”.

Hace poco más de un año, el 18 de mayo de 2017, se conoció la noticia de la muerte repentina de Chris Cornell, quien fue encontrado en el baño del hotel donde se hospedaba la noche en la que diera su último concierto en la ciudad de Detroit.

El análisis pericial indicó que su muerte fue causada por asfixia al ahorcarse en el baño de su habitación.

Su legado no solo fue por las bandas en las que tocó o la influencia de la música y trayectoria de ellas, además se reconoce como una de las grandes voces de la historia del rock, innumerables rankings lo posicionan en los primeros sitios de las mejores voces del género rock.

Chris Cornell era capaz de llegar a notas muy altas y al mismo tiempo interpretar notas bastante graves, ya que su voz era barítono y tenía una gran potencia al tener más de tres octavas de extensión vocal.

A poco más de un año, el cantante se extraña pero más su genialidad musical.

danielo57@gmail.com

Facebook: Daniel Monroy

Twitter: @danielo57