• Más de cuatro mil personas escucharon éxitos radiales de sus artistas favoritos.

Redacción

Definitivamente la plaza del Valle de Toluca le va muy bien a Matute, agrupación que logró convocar a personas de todas las edades para vivir un momento de embelesamiento al cantar y bailar los éxitos radiales de los años 80’s, en el Domvz Zina .

La espera fue larga, desde temprano, los seguidores de la banda llegaron al recinto ubicado en Zinacantepec, para ver la gira “Planeta Retro Tour” de una banda que en 12 años de trayectoria ha logrado mantener vigentes rolas icónicas de las décadas de los 80, 90 y más, concepto con el que se han convertido en unos consentidos del público.

Los integrantes: Jorge D’Alessio (productor, vocalista, teclado), Ignacio «Nacho» Izeta (guitarra eléctrica, vocalista), Pepe Sánchez (teclado), Irving Regalado (batería), Tana Planter (vocalista, coros) y Paco «El Oso» Morales (bajo), interpretaron temas de su reciente producción  “La Guerra de los 80”,  logrando prender a los asistentes desde su primera canción, euforia que fue subiendo de tono conforme avanzaba la noche.

Fotos Gustavo Reyes

Su show estuvo acompañado de pantallas gigantes, luces, texturas, sonidos y efectos como parte de una producción totalmente automatizada que viste cada una de sus interpretaciones, dándole un toque actual e innovador, a canciones que tienen más de 30 años de historia.

Con arreglos nuevos, pero respetando la esencia de las melodías, Matute hizo un recorrido por el género del rock al recordar a Miguel Mateos, Soda Estéreo, Enanito Verdes y Caifanes; después llegaron las rolas de Timbiriche, Luis Miguel, Magneto, Flans y Pandora.En su sesión de amor y desamor, interpretaron éxitos de Yuri, Rocío Banquells, Dulce, Daniela Romo, Karina y Kiss con su clásica “Siempre te amaré”. La nostalgia siguió con José José, Mijares, Juan Gabriel, Alaska y Dinarama. Y no podía faltar el ritmo de cumbia con clásicos de Rigo Tovar.Hubo un momento de intimidad con el público cuando en el centro del escenario aparecieron dos teclados interpretados por Jorge D’Alessio y Pepe Sánchez, para cantar todos juntos canciones románticas, a la luz de los encendedores y los celulares.

La fiesta siguió por espacio de dos horas, y una vez más Matute dejé en claro que la nostalgia es una buena fórmula para mantener vigentes éxitos musicales que permanecen en el gusto del público, sin importar cuánto tiempo tengan de haberse creado, y más si la banda adapta las versiones a ritmos actuales, el éxito está asegurado, como sucedió el viernes por la noche en la «Catedral del Nuevo Centro de Espectáculos» en Domvz Zina ante más de cuatro mil asistentes.