• La Banda Odisseo interpretó su música romántica, mezclada con rock y pop.

 Por: Florencia Casillas

Poco más de 5 años después de tocar en el metro de la Ciudad de México, Odisseo llena de alegría a sus fans, quienes abarrotaron el Teatro Metropólitan el jueves 10 de octubre, fecha que quedará grabada en la memoria de la banda y los asistentes, puesto que fue una noche mágica y llena de amor.

Para iniciar la noche, El Zar, banda argentina de música folk-rock, compartió con el público un poco de su trayectoria musical, que no es muy extensa, pero que en los últimos años ha tomado gran auge en su país de origen, y que ha propiciado a que la banda quiera expandir su música hacia otros países.

El público ansioso por escuchar a Odisseo, grito al tope de sus pulmones al momento que las luces se apagaron e inició el intro de “Belleza americana”. Todos se pusieron de pie y bailaron al ritmo de la canción.

Juan, Daniel, Rodolfo, Edgar y Manuel dieron la bienvenida a sus fans y les agradecieron por haberlos apoyado y cumplido su sueño de tocar en tan reconocido recinto de México, que coreaba hasta la última letra de las canciones.

La gran sorpresa de la noche fue un repertorio de canciones que el público pidió, y además, son melodías que pocas veces se han escuchado en vivo. Para maravillar a los fans, Alejandra Moreno, vocalista de Ruido Rosa, acompañó a Juan cantando “No”. Una colaboración que nadie esperaba pero que todos pedían.

Como homenaje a José José, Odisseo deleitó los oídos de los asistentes con “seré”, tema icónico del príncipe de la canción, que fue coreado de principio a fin por grandes y chicos.

Para cerrar tan magnífica noche, no podían faltar “Los imanes”, que enloqueció al público y los mantuvo saltando y gritando de emoción por escuchar uno de los temas principales de la banda.

Sin duda un show muy esperado por Odisseo, que, de principio a fin, cautivó con luces de colores y una larga lista de éxitos.