• La Orquesta Sinfónica del Estado de México inició su temporada 139 en el Teatro Morelos.

Redacción

Con un Teatro Morelos abarrotado, la Orquesta Sinfónica del Estado de México inició con el pie derecho su temporada 139, y lo hizo acompañada por el tenor Fernando de la Mora, el Coro Polifónico, el grupo Tlen Huicani y el Mariachi Águilas de México, juntos interpretaron un programa de música mexicana, con melodías que hicieron recordar a grandes autores e intérpretes nacionales.

Al iluminarse el escenario con luces de tonos verdosos, Rodrigo Macías, director de la Orquesta Sinfónica, hizo su aparición y a la señal del maestro, los músicos comenzaron a interpretar las notas del “Huapango de Moncayo”, obra escrita por José Pablo Moncayo que desde su estreno, en 1941, se ha convertido en el segundo himno de México.

La noche de gala comenzó a subir de tono cuando hizo su aparición vestido de forma impecable el tenor mexicano, Fernando de la Mora, quien con su extraordinaria voz hizo vibrar el recinto al interpretar temas como “Granada”, “Cuando vuelva a tu lado”, “Mucho corazón”, “Dime que sí”.

Posteriormente, De la Mora presentó a Karen Gardeazabal, una talentosa soprano con quien interpretó “Te quiero dijiste” y concluyó la primera parte de su participación con “Hay que saber perder”; al concluir su actuación, inmediatamente los músicos de la OSEM comenzaron con los acordes de “Danzón No. 2” del compositor mexicano Arturo Márquez, una pieza musical que es considerada como la segunda obra de música mexicana más famosa y más recurrente en los conciertos orquestales de México y el mundo.

De la Mora regresó al escenario con otro cambio de vestuario y comenzó a interpretar boleros como “Quiéreme mucho”, “Vereda tropical”, “Temor”, “Frenesí” y “Cómo fue”, melodías que fueron coreadas por los asistentes, quienes al final lo brindaron una ovación de pie al tenor mexicano.

Enseguida la noche comenzó a tomar tintes de son jarocho con la aparición en el escenario del cuarteto veracruzano Tlen Huicani que con acordes de arpa ejecutaron “La bamba” y luego hicieron dueto con De La Mora para interpretar “La bruja” “El querreque” “El jaquetón”, “La morena” y “La cumbancha”.

Para entonces el público ya estaba embelesado y se complació aún más al escuchar en la voz de Fernando canciones famosas como “Bésame mucho”, “Bonita”, “Como yo te amé” y un popurrí que incluyó: “El Triste”, de José José, “Si no te hubieras ido”, de Marco Antonio Solís; “Secreto de Amor”, de Joan Sebastian y “Hasta que te conocí”, de Juan Gabriel.

Para cerrar la noche, apareció en el escenario el mariachi Águilas de México que acompañó a De la Mora –ya vestido de charro– en melodías como “Me cansé de rogarte”, “Si nos dejan”, “Paloma negra”, “100 años” y “El rey”.

La cereza del pastel fue cuando Fernando de la Mora y el coro de la OSEM dirigido por Manuel Flores, interpretaron “Júrame” que desató una gran ovación del público que terminó coreando “México lindo”, última melodía del programa que honró a la música mexicana, a sus intérpretes y compositores y que dejó satisfecho a todos los asistentes.